CONTRADICCIONES E HIPOCRESIA

lunes, 29 de junio de 2015


Hace siete años advertimos en este sitio, de los peligros de la intolerancia que recién asomaba en la primera etapa kirchnerista. Pasó el tiempo y escuchamos términos como "grieta", "intolerancia", "enemigos"... Seguimos sosteniendo que la división da muchos réditos a los gobernantes, pero debemos reconocer que durante el "Cristinismo" ha sabido utilizar esa primera división y la ha consolidado con sus acólitos a través de inteligentes recursos de comunicación. Si hay un premio para darle a Cristina y a los suyos es haber formado una suerte de "nuevo partido" salido de la nada, desde aquellas marchas a favor de la gente del campo en 2008 hasta la actualidad, el Kirchnerismo se ha reinventado y conseguido adeptos con una gran comunicación llena de inteligencia y demagogia.
En este guiso extraño, hay muchos de esos acólitos que trabajan en puestos estatales, hay algunos otros que poseen planes sociales, otros que se jubilaron gracias a una moratoria que les permitió jubilarse sin aportes, una de las máximas barrabasadas  a nivel mundial, ya que es inadmisible que mientras jubilaron a gente que no aportó lo suficiente, a quienes sí lo hicieron los han dejado en la "mínima" y en muchos casos, debiéndoles hasta el dia de hoy sus respectivos retroactivos por juicios que éstos, en su momento, le ganaron al estado.  Esto último es lo inadmisible: un gobierno que no respeta a sus jubilados históricos, a aquellos que eran de la auténtica clase media y trabajaban y aportaban como indicaba la ley, difícilmente respete al ciudadano común y mucho más difícil así mismo. Este tipo de mandatarios, este tipo de gobernantes, termina siendo, a largo plazo, fagocitado por sus propias ambiciones y por sus propios laderos.
Esta falta de respeto hacia la clase pasiva es lo más grave en que ha incurrido el gobierno de Néstor, en su momento y los últimos dos de Cristina, luego.  Luego de eso, podemos señalar un torpe manejo de las relaciones exteriores, un ineficaz manejo de la economía (en el momento histórico en que debíamos apostar a la siembra bien entendida lo hicimos por la soja ¿¿??), una ineficaz política de seguridad y sobre todo, un desmedido uso y abuso de la cadena nacional.
No está mal comunicarse por cadena nacional, pero es inadecuado que la misma se lleve a cabo en medio de gritos cual cancha de fútbol, como así también lo es para hacer propaganda política, allí el abuso. Utilizar el medio de comunicación más importante de todos como lo es la Cadena Nacional para hablar de logros y descalificar a los candidatos opositores, es tan grave como que un niño de séptimo golpee a uno de primero. Es desigual.
¿Qué otros acólitos hay detrás de Cristina? gente auténtica. Hay gente que no está paga por un choripán ni por planes ni que se jubilaron gracias a un regalo. Hay gente que realmente cree que lo que se hizo está bien porque de algún modo, Cristina, en su plan maquiavélico, desnudó mafias en multimedios y desestructuró vacíos y aburridos protocolos con su impronta a la hora de hablar. Pero atención, todo esto es como decir "aquella persona es mala" pero eso no significa que quien lo sentencia sea bueno. Esta sutil diferencia esta "gente auténtica" que mencionamos más arriba, no lo percibe o no quiere percibirlo. Porque es gente que también se hartó de mucha hipocresía y caretaje. Pero no llegan a percibir que en el fondo, es más de lo mismo.
¿Por qué más de lo mismo? porque incurren en contradicciones alarmantes. Por ejemplo, es curioso y hasta incomprensible que los mismos que criticaban a Menem por la Reforma Constitucional, hasta hace poco apoyaban una nueva Reforma para favorecer a Cristina (sí, señores, ésto ocurrió no hace tanto tiempo atrás). ¿Cómo es posible que el mismo gobierno que trata, cada vez que puede, de diferenciarse de la década menemista, haya apoyado dicho gobierno? (ver fotos principales que encabezan este artículo) Esa simple contradicción desbarata por completo la aparente controversia "Cristina vs. El Menemismo". La desbarata y desnuda, a la vez, una nueva cara de la hipocresía por parte de la Presidenta. O sea, más de lo mismo.
No está mal que haya artistas involucrados en política. Sí, es complicado cuando el periodista pasa a ser militante activo, porque de algún modo, el periodista no sólo tiene el deber de opinar, sino de informar, y al ser un militante activo declarado, corre riesgo su credulidad. Es decir, uno se lamenta más por el periodista que declara ser militante, que por uno mismo. Cuando surgen voces en contra es para precisamente, proteger a dicho periodista de su credibilidad. Esto no se llega a entender. En cuanto a los actores, si precisamente estamos en contra de la intolerancia que desde el gobierno proponen, debemos dejarlos que piensen y actúen como lo deseen, sin criticarlos. Porque están en todo su derecho. Ahora, que nos de bronca o fastidio, es una preocupación que debería morir en eso, sólo una preocupación mínima. Nadie va a negarle el talento a Paola Barrientos o a Nancy Duplaá. Es un error dejar de seguirlos porque piensen distinto, ya que caeríamos en la misma intolerancia que criticamos.
Ahora bien, como dijimos, cuando el periodismo se mete de lleno a ser militante, se entran en confusiones peligrosas, porque cuando el periodista toma un micrófono, genera opinión. Y si esto pasa a través de un medio del estado, como es Canal 7 o Radio Nacional, es peligroso porque tergiversa la realidad. El verdadero canal del estado debería tener un espacio de debate auténtico. El ciclo "6-7-8" es un espacio de monólogos. Es ideal para mostarlo en una escuela de Periodismo para que se les enseñe a los jóvenes todo lo que NO HAY QUE HACER en la profesión. Es realmente penoso tener tantos minutos un ciclo emitido desde el canal del estado totalmente tendencioso para defender una gestión que, si fuera buena, se defendería sola. sin necesidad de ello. Y no vengamos con que necesita defenderse de "Clarín" ya que esa  guerra es una mentira absoluta. A ver, los Kirchneristas que hoy denostan a dicho diario, que decían antes de 2008, cuando el diario y el gobierno se llevaban bien? eso no lo cuestionan?
Fue muy burda la nota que en "6-7-8" le hicieron a Daniel Scioli. Fue berreta ver como gente que le decía de todo se terminó sumando a una candidatura que jamás les cayó bien.
Entonces, tenemos varias preguntas para hacer:
1) ¿Cómo justifica el kirchnerista medio la buena relación de apoyo que los K tenían con Menem?
2) ¿Por qué no se les pagó el retroactivo a jubilados que aportaron toda su vida y que quedaron con la mínima?
3) ¿Que dice el kirchnerista medio sobre la buena relación que tenían los K con Clarín antes de 2008?
Esto no es una historia de buenos contra malos.  Nos han propuesto la confrontación, y eso generó la rotura de familias y amigos en pos de ella. Deberíamos volver a las fuentes, no encasillarnos en ninguna ideología porque eso nos hace perder objetividad  a la hora de elegir un presidente.
El Kirchnerismo siempre tratará de defender lo indefendible. Son hábiles para hallar palabras y retórica. La oposición no genera ni generará pasión para oponerse a esto con un plan serio. El plan de Macri es intentar una buena elección que le permita crecer y ser la próxima alternativa ante un Scioli del cual se duda mucho, El plan de Scioli es utilizar todo el aparato aparentemente triunfalista del Cristinismo para asumir, pero tanto los sciolistas como los cristinistas saben que se pueden traicionar mutuamente.
Ojalá que el ciudadano medio abra bien los ojos. Si no le gusta ningún candidato, el voto en blanco es una herramienta válida de opinión. Si una gran mayoría votara en blanco algún dia, muchas cosas cambiarían. Pero no es bueno, nunca fue bueno votar para "castigar a" o votar "para mantener mi sueldito". Jamás funcionó a largo plazo.
El trabajador de lo que quedó de la antigua clase media está mal. La inflación se lo come, no logra planificar un viaje de vacaciones y se endeuda para tratar de zafar. "Ese" ciudadano es el que no la pasa bien. El jubilado de la antigua clase media ve cómo lo dejaron con una magra jubilación y cómo otros sin aportar cobran igual o más que él. A eso se ha llegado. Si algún extranjero lee esto, que lo sepa: no estamos viviendo bien. La plata no alcanza. 
Y ojalá se frene la intolerancia. Pensemos que somos todos argentinos y que quien piensa distinto no es enemigo, es sólo un ciudadano que piensa diferente.
En el cambio de mentalidad de la gente estará el cambio en la clase política que llegue.


1 comentarios:

Anónimo dijo...

Coincido en todo con lo escrito. Excepto que Nancy Duplaa tiene talento. Lo voy a buscar porque no se donde lo tiene escondido.

Seguidores

De esto se habló