CATARSIS

lunes, 6 de septiembre de 2010


¿Qué se puede decir cuando se muere quien ha sido tu mejor amigo del secundario y uno de los más importantes de la vida?.
¿Hay palabras justas, precisas, que definan lo que uno siente?. Creo que no, creo que no hay post que defina esa amistad, no hay artículo o párrafo que imprima en quien lo lee, el mismo sentimiento que tengo en estos momentos.
Estas lineas ni siquiera deberían ser parte de este Show de la Vida, nombre con el que bauticé este blog, aunque dichos sucesos formen parte de ese espectáculo cotidiano en donde somos testigos de hechos lindos o desagradables.
Estas líneas tal vez son una catarsis, un modo de desahogar sentimientos, emociones. Hace algunas horas murió Fernando y ante la gravedad de la enfermedad, lo que reconforta es que no sufre más.
Hace un mes y medio estaba cenando con nosotros, en lo que fue el Reencuentro del grupo del Secundario luego de veinte años. A la luz de los hechos, aquella noche, en donde fueron casi todos, parecería que el destino la hubiera preparado como una especie de despedida dc sus compañeros de colegio hacia él.
Por alguna razón no hice el post sobre el reencuentro. Nunca pegué la foto tan especial que nos sacamos todos... Se ve que estaba preparada para este post.


Hacia mediados de la semana pasada hablé con él normalmente por teléfono (ya estaba internado) y el sábado lo vi por última vez. El gran garrón, seguramente egoísta, será no escucharlo más por teléfono, no tener más esas charlas de dos viejas chusmas que teníamos, el recuerdo siempre presente de esos años de adolescencia.
En mi memoria, aquel viaje a Córdoba en donde me subí por primera vez a un avión. Y muchas cosas más en estos 23 años de amistad.
Una persona muy elevada espiritualmente dirá que esto ha sido para bien, otra persona podrá decir que cumplió un objetivo... pero yo estoy triste. Qué se va a hacer, soy humano. Y no está mal estar triste, porque eso significa que esa persona está valoradísima en el corazón.
Pero ojo, triste pero no tirado. Me enseñaron a que hay que ser fuerte, a que a la persona que ya no está tampoco le haría mucha gracia ver a los que estamos acá mal. En ese camino estoy.
Y es mentira que "siempre" es una palabra que no existe, ya que "siempre" lo valoraré y recordaré.
Hasta siempre querido Fernando Gámez.
Hasta siempre querido amigo...


Gustavo Pedrosa ("Pedro")

8 comentarios:

HIJITUSLOGIA dijo...

No es mucho lo que te puedo decir...
¡Sabés la cantidad de "frases hechas" que se me vienen a la cabeza, aptas para estos casos!
La gente se muere y uno no termina de entender "por qué"...
Uno ve por la tele "ARGENTINOS LARGA VIDA" (el ciclo de Telenoche que muestra a ancianos que superan los 90 años) y dice: ¡Yo quiero ser como él! Pero sabemos que no tenemos comprado ni el próximo minuto de nuestras vidas.
Durante mi secundaria perdí a dos compañeros y una compañera (en accidentes). A esa edad cuesta aún más comprender las cosas...
En fin, entre a tu blog por el tema del regreso de Las Aventuras de Hijitus a la tele (mañana a las 12, aquí en Mardel por canal 10) y me encontré con este post...
ES EL SHOW DE LA VIDA. No hay otra.
Un abrazo. Jorge F. Torre.

El rincón de mi niñez dijo...

Abrazo amiguito!!
El estará por siempre...Recordalo siempre con alegría!!
Te quiero muchisisisisisimo.

Omarcitus dijo...

Querido Gus, sabés que la amistad es un sentimiento que va mas allá de las fronteras entre la vida y la muerte por eso mas allá de tus lógicas reacciones humanas, el sabio tiempo curará estas heridas que convertirán el dolor que hoy sentís por la susencia de Fernando en hermosos recuerdos vividos en su amistad. Por último recordá que Fernando donde este en estos momentos le gustaría verte repuesto y que lo recuerdes porqué no? por esas charlas de "viejas chusmas" como decís vos que hoy extrañás. Un sentido abrazo a la distancia amigo querido y recordá que la muerte también forma parte de la Vida aunque suele ilógico. Abrazote!

Rodrigo Ventura dijo...

Querido Gus,
cuando llegan estos momentos de mierda (que uno daría lo que no tiene para que no lleguen), instintivamente nos abstraemos de la realidad y nos quedamos mirando un punto fijo mientras pasan por nuestra mente todos los recuerdos que tenemos de esa persona; y así vamos a estar varios días, quizás meses. Y lo que más nos duele es saber que nos quedamos con algunas cosas en el tintero que por una cosa o la otra nunca llegamos a decirle, y eso nos mortifica y nos va a seguir mortificando de por vida.
Las personas siguen "existiendo" después de fallecidas mientras haya alguien que las recuerde. El día que nadie más se acuerde de ellas van a dejar de existir para siempre.
Un abrazo!!!!

Gus dijo...

Jorge: Sí, no hay vueltas que darle, creo que soy un poco prisionero del nombre de este blog... gracias por tus palabras!

Gus dijo...

Marisa: siempre estás allí y te lo quiero agradecer, sin tu apoyo no es lo mismo. Estuviste con lo de mi abuela, y cuando el otro dia te conté por tel lo de Fer también te impactó y me diste como siempre tus palabras llenas de cariño y de cuidados. Te quiero mucho flaca.

Gus dijo...

Omarcito: gracias, ese abrazo a la distancia es más que bien recibido, es cierto que la muerte forma parte de la vida y en este caso, es un buen final para algo que venía muy sufrido. Ojalá se hubiera producido el milagro pero como decís Fer está allí viendo todo con una sonrisa seguramente, Gracias por tus palabras!

Gus dijo...

Rodrigo: sabias palabras. Creo que vos, Marisa, Omar y Jorge han acertado de pleno no con lo que pienso sino con lo que siento. Gracias a los cuatro por sus palabras, mañana será un nuevo día y la vida seguirá girando en este show diario y cotidiano. Y volveremos a empezar.

Seguidores

De esto se habló