EL CIELO TIENE PAPELITOS

sábado, 12 de mayo de 2012


El Negro Caloi siempre fue un referente del humor gráfico para mi. Además, con Clemente nos unía la edad, ambos nacimos en 1973. Es difícil describir con palabras todo lo que este gran humorista significó en la infancia, adolescencia y también adultez. Porque a través de su gran creación Clemente, hizo que con el tiempo comprara las historietas viejas de Bartolo, y fue inevitable con los años conocer a La Mulatona, El Negro de Camerún, Jacinto, Mimí... 
La obra de Caloi no se reduce a eso, en tevé brilló con Caloi en su Tinta, excelente ciclo dedicado a la animación cuando pocos en Argentina hablaban de animación. 
Y sus trabajos gráficos no se reducen al "Caloidoscopio" de la vieja Clarín Revista. Sino a centenares de piezas que cuando las leías te hacían reir y pensar.
La foto de la portada muestra tan sólo una pequeñísima parte del material que tengo sobre Clemente. Pero quise ubicar al Negro de Camerún, que fue un hallazgo y que nos hizo reír mucho en un año tan difícil como 1982.
En varios lugares observé dibujos plagados de tristeza. Clemente llorando, o siendo recibido por Mendieta. Pero de todos los dibujos que vi, este de Pablo Sapia me llegó mucho. Me parece el mejor homenaje que se le puede rendir a Clemente. Y es verdad, el cielo ya no tiene estrellas, tiene papelitos:



Gracias Caloi.

JUNTO A ROBIN WOOD

martes, 8 de mayo de 2012




En la post adolescencia conocía las revistas de Columba. Las empecé a comprar en la Feria de Parque Centenario, lugar al que iba en mis días franco, munido de mi walkman con la idea de sentarme debajo de un árbol en dicho parque y escuchar música leyendo, a la vez, algo de Columba.
Si bien he leído El Tony y varias publicaciones más, hubo algunas historias de Intervalo que calaron hondo en mí. "Mi Novia y yo", "Helena", "Gente de Blanco", "Cuentos de Almejas" y tantas más eran un deleite, era como ver una película especial.
Y en el caso de las dos primeras  mencionadas, su autor era Robin Wood. El mismo de "Nippur de Lagash", "Aquí, la Legión", "Gilgamesh", "Pepe Sánchez", "Mark" y tantos, tantos más relatos escritos y graficados en las publicaciones de Columba. 
En cuanto a "Mi Novia y yo", me volví realmente fan. La historia de Tino Espinoza, siempre acompañado por su perro Tom y su novia Poppy eran realmente desopilantes.
Hace varios años que integro el Grupo de Woodiana en yahoo. Siempre por hache o por be no me enteraba de las visitas de Robin al país. Y este año, el grupo encabezado por Javier Rago (Rolkiem) decidió  llevar a cabo la 1ra Reunión Woodiana junto a Robin Wood  el 17 de marzo  en el Salón del Centro Cultural La Prove, Balcarce 302.
"Al fin lo podré conocer" dije apenas me enteré. En tiempos en que la gente "muere" por conocer a un artista de tevé, a un cantante o actor conocido, en mi caso sentía mucha ansiedad por ver en persona a este magnífico trotamundos universal, que ha narrado y creado tantos mundos fantásticos y reales. 
Y finalmente llegó el día. La gran sorpresa fue que, al saludar a algunos de los muchachos, uno de ellos me dice "¿Robin? ya llegó, está alli". Me morí. Enseguida lo saludé y sentí que estaba hablando con Tino Espinoza.





 Esta foto que vemos arriba la tengo en un marco. Un sueño cumplido.



En estas imágenes Robin me comenta las semejanzas de "Mi Novia y yo" con su vida. Poppy fue real al igual que perro Tom. Encima, una humildad increíble.


 Un gustazo haber conocido a Gabriel Preci y personalmente a Ariel Avilez


 Con Jorge Vilá y Claudio Celada, viejos conocidos.


Y por fin comenzó el evento.












 Se entregaron distinciones a los colaborades de Woodiana. Aquí Ariel Avilez con su premio.






Robin además hizo anuncios referidos a la próxima película de Nippur de Lagash. Aquí, los vídeos:



 Junto a Javier (Rolkiem). Tipazo.


José Massaroli acaparó firmas y premios en los sorteos.


 Todos juntos.


Robin junto al afiche emblema de la Reunión.









La cola enorme de personas esperando una firma del gran Robin.


El gran Maestro Alcatena. Creo que no comió, toda la noche firmando y dibujando GENIALIDADES.








El momento esperado. Parezco un niño. Llevé un libro de "Mi Novia y yo" y Robin me firmó también el especial de El Tony y una historieta que guionó para los concurrentes.








 Miren ese aficheeee.

 Dios mio. La felicidad que me provoca volver a ver estas imágenes


Robin junto a Claudio Celada.







Junto a Cayo Germánico.

 Junto a Rubén Meriggi.






Cierro el post con estas firmas. Además me firmó el libro de "Mi Novia y yo". Y la tapa de "El Tony"
con las firmas de todos los dibujantes y guionistas que concurrieron. Un tesoro invalorable de una noche para el recuerdo.

Seguidores

De esto se habló