¿CUAL ES?

miércoles, 7 de julio de 2010


A veces quien escribe este blog, al hablar de la realidad argentina, se siente como la típica señora que va a la verdulería y dice "adónde vamos a ir a parar. Esto es un desastre. Todo sube. Brase visto".
Y ojo, que uno considera válido el pensamiento tanto de ésa señora de la verdulería como la del periodista especializado en actualidad. Simplemente ocurre que al criticar o señalar aspectos de nuestra realidad, uno termina repitiéndose como aquella señora todos los días.
Y los hechos que acontecen, hacen que quien esto escribe, dude cada día más y surjan nuevas preguntas a partir de una premisa general: ¿Cuál es la verdadera Argentina?

1) ¿La que critica a Diego Maradona en las eliminatorias?
2) ¿La que apoya a Diego Maradona en las primeras rondas del Mundial?
3) ¿La que lo destroza luego de la eliminación haciendo leña del árbol caído?
4) ¿La que lo va a recibir a Ezeiza?
5) ¿La de la clase política que quiere hacerle un Monumento o invitar a los jugadores a la Casa Rosada?
6) ¿La que corta toda actividad y se une para ver los partidos de nuestra Selección?
7) ¿La que disfruta viendo a Maradona "de traje" ubicándolo en el lugar en que la sociedad desea sin saber si es el lugar que él desea?
8) ¿La que disfruta del Maradona "sin traje", fiel a sus convicciones y retribuyéndole todos los momentos felices que nos dió como jugador?
9) ¿La que luego de los partidos vuelve a la realidad y sale de la hermosa y encantadora burbuja mundialista?
10) ¿La que quería que Argentina perdiera para que "perdiera" Maradona?
11) ¿La que ignora el Mundial y sigue viendo con atentos ojos lo que la clase política hace y deshace durante el mismo?

¿Adónde estamos parados?. Sinceramente, no lo sé...

Gus

5 comentarios:

Vanesa dijo...

Genial el post, Gus. Yo me hice las mismas preguntas que vos muchas veces.

Yo creo que , en general, la gente quería que ganara Argentina porque somos argentinos y no descastados y además sabíamos que nuestros jugadortes estaban entre los más brillantes del mundial.

Ahora bien: Diego Maradona , más allá de ser uno de los mejores jugadores de fútbol de todos los tiempos, no es un gran técnico y ya lo demostró en otras oportunidades, mucho antes de convertirse en el DT del seleccionado nacional. No es un estratega, y a la hora de plantar a los jugadores en la cancha, hay que serlo ¿Qué duda cabe?. La gente sabía ésto y cuando se lanzó un sondeo de opinión para calibrar si se quería a Diego al frente de la selección o no, votó por más de un 85% que no quería a Maradona al frente de nuestra escuadra. Pero Julito Grondona, que está en su puestito desde tiempos del proceso se encaprichó y pese a la opinión del pueblo, lo puso al Diegote, nomás. Vaya a saber qué negociado habrá después de eso.

Y sigue la historia de los caprichetas, porque de no ser por sus obstinaciones de nene malcriado, quizá hubieramos podidonreportar la victoria frente a Alemania. Reiteró un esquema de juego que estuvo por no darle resultado ante Mexico y se reveló ineficaz en otros partidos, donde ganamos de puro...magos (como diría Raúl Portal), escatimó a Palermo, que no juega exactamente bien pero bien puesto es goleador, colocó a Messi de enlace, siendo que ese no es su fuerte y hasta desaprobechó a Verón, que no será la gran cosa - pese al bombo que le hace el periodismo permanentemente - pero se destaca en los pases.Así no se podía ganar. Maradona hizo caso omiso de todos los consejos que se le dieron y de las conversaciones que seguramente habrá tenido con asesores varios. El orgullo es mal consejero. La suficiencia conque daba las conferencias de prensa, como subido a un pedestal daba ganas de llorar y reír al mismo tiempo.

Nunca le tuve fe al equipo de Diego. venía jugando muy mal desde las eliminatorias y yo no daba ni medio peso por él. Cuando comenzó a ganar, tuve esperanzas de que la suerte nos ayudara y rogué que nos siguiera acompañando y ganaramos. No pudo ser. El anteúltimo partido y mucho más el último, el desempeño de la selección fue tristísimo, muy malo. No ganamos nada con negarlo.

Con todo, repito: Maradona nos dio muchas alegrías como jugador y a eso, nadie nos lo quita. Es un grande del fútbol. Pero es un pésimo director técnico, es soberbio y como persona tiene muchas falencias.¿A quien le importa si en los entrenamientos metía más goles que todos los jugadores juntos, como se está diciendo? El, ahora está contratado para dirigir, no para jugar.

Ojalá él y nosotros lo entendamos. Y recordemos aquel viejo adagio que rezaba: "Zapatero, a tus zapatos".

Un beso
Vanesa.

Gus dijo...

Hola Vanesa
Ojo, técnicos “experimentados” y de renombre tambièn han tenido sus caprichos y nos hemos vuelto en primera rueda, caso Bielsa (un “semi Dios” en Chile ¿¿¿???) y caso Passarella. Creo que Diego debe seguir pero con alguien a su lado que sepa mucho de táctica. Hay 4 años para corregir errores y hay que laburar ya. Creo que mucha gente como señaló Alejandro Dolina en el «94, quería verlo campeón a Diego. Las ilusiones que él genera son únicas... En fin habra que barajar y dar de nuevo
Buen finde!

Anónimo dijo...

más que analizar a Maradona debemos analizarnos a nosotros.Alguien que genera tantas pasiones es digno de respeto. Me quedo mil veces con esta ilusión y no con los amargos de Bielsa y Passarella. A ellos no los mataron
saludos
Alberto

Vanesa. dijo...

No me gustó nunca el estilo de Bielsa y menos el de Passarella. Son amargos, es verdad y se hacen los sabiondos, algo que amí, en lo personal, nunca me gustó. El fútbol es pasión. Por supuesto, matizada con conocimiento, pero antes que nada pasión.

Pero tampoco estoy con quienes confunden pasión con populacherío barato. Mi concepto del fútbol no se parece ni al de Borges (que no lo entendió nunca, quizá por ser ciego y no poderlo disfrutar), ni al de Bilardo. Ando más bien cerca de Dante Panzeri, a quien tendríamos que pegarle una leída de tanto en tanto.

Insisto; Maradona nos dio un millón de alegrías y hay que respetarlo por eso. Yo al Diego no me lo saco del corazón. Pero dirigiendo la selección , no...Zapatero a tus zapatos.

Hace unos días, una amiga me contaba que Julio Bocca no era buen profesor de ballet; en cambio había tenido uno inmejorable, que lo superaba a él en esa tarea docente mil veces. Ahora bien: no era buen bailarín; solamente buen profesor. Y Bocca es un exímio bailarín que no sirve para enseñar. Maradona es, fue y será un portento del fútbol...en la cancha. Ya pasó a la historia y con creces. No necesita demostrar más nada. Lo que tenía que dar lo dio, y muy bien. Felicitaciones para él en ese sentido.

Tampoco estoy de acuerdo con eso de "nos merecemos el gobierno que tenemos", "nos merecemos el fútbol que tenemos", "los culpables somos todos". La gente vota bien; después la defraudan, y quienes prometieron "A", hacen "B". Por otra parte, antes de elegit a Maradona, la gente se pronunció unanimemente en contra de verlo DT. Fue Grondona quien lo puso a despecho de esa opinión popular. Y no me vengan con eso de "si querés cambiar las cosas, metete, fundá un partido político, etc, etc", porque todo aquel que lo haya intentado sabe bien que en cuanto detectan que vos querés cambiar las cosas, NO TE DEJAN LLEGAR. No solamente me ha pasado eso a mí, sino también a varios conocidos, lo que me llevó a considerar psiciones políticas que una vez tuve y a reveer mi posición ante la vida. El fútbol no es ajeno a ésto.

Saluditos
Vane.

Gus dijo...

Yo creo que la gente vota ilusionada pero sin conocimiento de una plataforma o de un plan político adecuado. Si se votara masivamente en blanco la cosa en alguna medida cambiaría. Es el pueblo quien votando lleva arriba a esta clase política corrupta y soberbia. Creo además que un acto de cariño popular no es populacherío barato pero bueno, sería una discusión interminable!
buena semana!

Seguidores

De esto se habló