¿EL MIEDO SE ELIGE?

miércoles, 5 de mayo de 2010


He sentido siempre profunda admiración y un respeto intelectual enorme hacia Eduardo Aliverti. Me parece un señor "comunicador", porque Aliverti es más que un periodista frente a un micrófono, es alguien cuyo "corazón habla en voz alta".
Pero en este caso discrepo con el discurso de Don Eduardo en la última entrega de los premios Martín Fierro. Creo que, lamentablemente la gestión de Néstor Kirchner, (redondeada por la de Cristina en los últimos tiempos) ha logrado enfrentar ideológicamente a la gente. Aquello de "dividir para reinar" le ha funcionado bien al hombre de Santa Cruz.
Aliverti señaló que "se ha torturado, se ha picaneado, se han arrojado cadáveres al agua", e indicó que "aquellos que ahora sienten miedo tienen que tener respeto por las palabras".
¿En alusión a quién dijo esto?. A Luis Majul, quien leyó un discurso pidiendo, entre otras cosas, que tanto Néstor Kircher como Cristina Fernández tomen una posición más jugada y con más énfasis en el tema del escrache a la prensa "opositora" al gobierno.
¿Cuál es el problema aquí?. Que a Majul el pasado lo condena. Hay un sector del público que no comulga con sus ideales y que lo menosprecia como periodista. Y en esto hago un mea culpa: ME INCLUYO. No me gusta el estilo ni me convence el modo en que Majul realiza sus programas y sobre todo las entrevistas. No me gusta y dudo que me llegue a gustar.
Pero no hay que mezclar vacas con ovejas. Por más que a uno no le guste determinado periodista o estilo, Majul ha hecho un trabajo de investigación importante en su libro "El Dueño". Podemos coincidir o no con la ideología del autor, pero no se puede desconocer un laburo de investigación que, pasados unos cuantos meses, no ha tenido desmentidas masivas. En consecuencia, no se debería desmerecer al periodista.
La respuesta encendida de Aliverti me dejó con la boca abierta. El hecho que se haya matado y torturado, da la sensación que nos "inhabilita" a tener otro tipo de temores.
Quiero decir que verdaderamente, hay otros tipo de temores, le guste o no a la gente que comulga con los ideales de este gobierno. Hay temores en cuanto al flojo sistema educativo, que otorga netboks pero que aún no le activa la energía eléctrica a muchas escuelas; hay temores en cuanto a no llegar con plata a fin de mes, un aspecto que a medida que pasan los meses se agrava más, quien esto escribe hacía rato que no veía a tantos empleados pedir tantos adelantos de sueldos en lo que va de 2010; hay temores de que, con la excusa de fomentar una "justa" ley de medios, se intente silenciar y acallar voces que no agradan a los oídos; hay temores de que el Congreso Nacional se transforme en un partido de tejo; hay temores en que se sigan fomentando leyes que beneficien a los delincuentes...
Sí, hay temores. Muchos. Y el hecho que se haya matado, torturado y secuestrado en otros años no nos inhabilita a tenerlos.
Algunos dicen que hay un boludo progresismo dando vueltas por allí. En lo personal, la palabra "progresista" me parece de cuarta, un vocablo ubicado en un lugar político lamentable. Creo, sí, que en estos momentos, y tal vez más que nunca, quien está frente a un televisor o al lado de una radio debe parar bien las antenas y ser ecuánime en la opinión, que se escuchen las dos campanas, porque, de un lado y de otro, los que nos recitan discursos, da la sensación que juegan al entretenimiento de los parques de diversiones, en el que se tomaba un martillo y se golpeaba a las cabezas que salían de los agujeros.
Aquí, en esta sociedad de hoy, se está viendo lo mismo.

Gus

0 comentarios:

Seguidores

De esto se habló