DIARIO DE LAS VACAS (PARTE TRES)

lunes, 1 de agosto de 2011

Y continuamos con la reseña de unas vacas invernales inolvidables. Promediaba la semana y nos dio ganas con Gaby de ir a jugar a la pelota. La idea era ir a la Feria del Libro Infantil, pero ese día la mamá se anticipó y lo llevó con lo cual no tenía sentido hacer un largo viaje al mismo lugar del que venía. Entonces, fuimos a buscar la pelota en casa.
Claro, Emi (el querido y eterno cachorro canino de mi casa) había hecho moco una. La otra estaba pinchada.
"Vamos a comprar una" dije. Entusiasmados fuimos a buscar una en Coto, que siempre tiene buenas. Pero el excesivo precio (se ve que sería la pelota oficial de la Copa América o que tal vez un día Maradona estornudó cerca de ese modelo) hizo que saliéramos del hipermercado en busca de otro lugar. Un "ex todo por dos pesos" nos salvó. La misma pelota a mitad de precio. La mina fue a inflarla a la gomería y entre pitos y flautas nos fuimos para la plaza. Allí estrenamos la nueva "redonda" con penales, goles y metegolenta.
Y allí recordé que Marcelo de los Ríos ofrecía un espectáculo. No le dije nada a Gaby porque era una sorpresa, pero el sábado iríamos al Velma Café a ver: "Aventuras en el Laboratoons".

El Velma Café es un lugar para el aplauso. Es un café con dos pisos y un teatro. Apenas llegamos, nos tocó adelante de todo, un lugar de privilegio. Enseguida te ofrecen 3 meriendas a elegir. Gaby eligió la Chocolatada con Alfajor.

Y la espera valió la pena. Apareció en escena el Mago Semba. Semba fue alumno del querido Mago Rodó y debemos decir que tiene una impronta y un carisma con los pibes bárbaro. Gaby empezó a matarse de risa enseguida con los chistes.

Hasta que llegó Fracasati y con un toque mágico, hizo olvidar a Semba que era mago y lo llevó a su laboratorio (cualquier parecido de Fracasati en lo físico con el Ruso Sofovich es mera "imaginación" jajaj)


Pero Semba no estaría solo. En el Laboratoons lo acompañarían Gigi, el Conejo Gregorio, Mugre y Paturro. En un momento Semba hizo subir a un par de chicos para ocupar el rol de "ayudantes". Debemos señalar que en este show está permanentemente presente la magia, y encima, una muy buena historia como hilo conductor. Cada vez que se corría el telón, Gaby me preguntaba "qué pasará ahora?"

Hasta que Semba abre el arcón y recupera la memoria, y allí la historia cambia para bien.

El gran bastonero de este show es Marcelo de Los Ríos, quien diseñó los muñecos y a la vez se metió en la piel y voces de ellos. El despliegue que logra con Fracasati es fabuloso. Marcelo es uno de los hijos del genial dibujante Jorge pero además de muchas tareas artísticas que realiza con excelencia, como la confección de unos muñecos para el aplauso y de ser el sinónimo del Gran Museo del Gordo y el Flaco, ha sido el "papá" del querido Willy Baterola de Telejuegos. ¿Qué más se puede pedir?

Y Gaby se dio el gusto de estar un ratito con el gran Mago Semba.

Y nosotros de salir en una foto con el gran Marcelo de los Ríos. Las funciones ya terminaron pero si algún dia vuelven, no lo duden y recuerden: AVENTURAS EN EL LABORATOONS. Un espectáculo para el aplauso.

Gus

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Un maestro Marcelo de los Rios.

Muiy lindo paseo en estas vacaciones.
Un beso.
Ángela

Anónimo dijo...

El conejo es Pepe Pompín el de AM?

Seguidores

De esto se habló