OTRO TURRO

jueves, 17 de noviembre de 2011

Basta.
Basta de Hijos de Mil Puta que maten a niños como ocurrió con Candela y ahora con este chico, Tomás Santillán, de Lincoln, hace que a uno le hierva la sangre y desee que, públicamente, los huevos de este asesino hijo de re mil puta sean freídos en la Plaza de Mayo.
A fuego lento.
Estas son lacras, si se las mata, como algunos sugieren por allí, no sufren. Y estos tipos antes de morirse no se la pueden llevar de arriba.
BASTA VIEJO! BASTA!!

1 comentarios:

MAD dijo...

Hola Gus buenas noches. COINCIDO en en un todo con tus palabras. Para estos niños no corren los DERECHOS HUMANOS, pequeño detalle que en éstos tiempos pasa desapercibido para la gran mayoría de la gente. Abrazo y cariños a tu Hijo.-

Seguidores

De esto se habló