NUNCA SE MUERE DEL TODO

lunes, 21 de abril de 2014


Hace unos años, allá por el verano de 2009, primeros días de enero, decidí invitar a mi tía abuela "Pepi" al teatro, al Paseo La Plaza, a ver "La muerte de un viajante", con Alfredo Alcón y Diego Peretti. Mi tía era grande, hacía años que no salía, y me parecía injusto que no lo hiciera. Yo no tenía auto pero veía parientes que tenían coche y no movían un dedo para decirle "che tía, venite a dar una vuelta".
Entonces tomé la decisión. Esa noche, mi tía abuela que siempre se quedaba dormida temprano, se bancó la función entera y aplaudió de pie.
Recuerdo que a los pocos dias alguien me preguntó "y? cómo te fue la llevaste?" y yo aún mantenía la imagen de ella aplaudiendo. Un año después ella fallecería. Pero desde allí, quiero quedarme con esa imagen de ella aplaudiendo a Alfredo Alcón. Ahora lo tiene cerca seguramente para felicitarlo.
Las cosas simples, son las que más satisfacción nos dan.
Entraremos en un receso de los blogs, los motivos son falta de tiempo y bastante trabajo en otras áreas. Este sitio fue una gran "ensalada general" donde uno despuntó su alma de periodista.
Un "Hasta cualquier momento" es lo más indicado. En el blog Tele Retro hay unas líneas al respecto.
Y un beso grande a "Pepi", que tal vez lea esto desde el cielo.

Gus

0 comentarios:

Seguidores

De esto se habló