LA OTRA GRAN CARA DE RAUL

domingo, 4 de abril de 2010


Hace un año, desde este blog se guardó un prudente respeto cuando falleció Raúl Alfonsín. No era agradable relucir toda la basura que generó y rodeó a su triste gobierno. Además, la cantidad de gente que fue a despedirlo al Congreso fue algo que no podrá pasar desapercibido, sobre todo por el hecho que Alfonsín no murió millonario ni en un palacio a costa de los sacrificios del pueblo, como seguramente ocurrirá con varios ex presidentes/as deleznables.
Pero hace un año también expresamos que “la muerte santifica y perdona”. En estos días en que se recuerda a Alfonsín no se mencionan su incapacidad para gobernar, para no poder superar las crisis con autoridad sin necesidad de “transar” como fue el bochornoso suceso de Semana Santa.
Más allá de cómo operó parte del justicialismo para favorecer su caída, el ex presidente tuvo un final de gobierno lamentable, huyendo por la ventana sin respetar el período por el cual la gente lo había votado.
Pocos recuerdan por estos días el escándalo de “los pollos de Mazzorín”, pocos recuerdan los curros que habia con las cajas PAN, pocos recuerdan la impericia de Juan Sourrouille que terminaba de redactar un plan económico y a los minutos ya estaba publicado en un diario financiero.
Pocos recuerdan las “mini devaluaciones” del Austral, el alocado proyecto de la Capital en Viedma, y lo que es peor, la horrorosa transa que llevó a cabo con Carlos Menem en 1994 con la reforma de la Constitución.
Bien, Alfonsín también era eso.Un político que se dobló y que nos rompió.

Gus (con memoria)

2 comentarios:

alfreditus dijo...

Hola Gus:
Coincido con vos. Ya me tienen las bolas al plato con eso de querer "imponer" una imágen falsa del gobierno de Alfonsín. Coincidió cronológicamente con una época hermosa, con aires de libertad, cultura, expresión, participación, etc. Pero eso no es atribuíble a Alfonsín, sino a la gente.
Ahora resulta que fue un gobierno "ejemplar" y lo peor es que mucha gente que vivió ese gobierno, plagado de desatinos e incapacidades, se lo cree. Qué tenemos en la cabeza?, nos falla la memoria?, el sentido común? En fin, me parce que falta pensamiento critico, entonces creemos todo lo que nos quieren hacer creer.
Siento verguenza.
Abrazo

Gus dijo...

Hola Alfredo:
A veces escucho la radio o veo en la tele cada cosa... parece, sinceramente, que la gente que lo alaba en 1989 haya estado en otro país. No en la argentina hiperinflacionaria. Ok, a uno se le puede disparar la inflación, pero el modo que tuvo Alfonsín para hacer frente a las cosas fue muy criticable, nadie recuerda acaso lo intolerante que ha sido con la prensa? dió una sola entrevista, a Tomás Eloy Martínez en Canal 13. Lo que me causa pavura es que los chicos de esta época, que no lo vivieron, tal vez se lleven una imagen de gran prócer a un tipo que fue muy, pero muy cínico. Chicos, sépanlo: Raúl Alfonsín era un poquito peor que lo que les dice en estos dias la "tele"
Gracias Alfredo, saludazos para vos y buenas pascuas!

Seguidores

De esto se habló